Falta una semana para el 8M, Día Internacional de la Mujer, y pese a que este año no se va a llevar a cabo una convocatoria a nivel estatal de la huelga, la participación masiva de todas las mujeres en la misma resulta, más que nunca, imprescindible. Pero ¿cómo participar en la huelga feminista en la Era Covid?

Hace un año, el movimiento feminista se propuso alcanzar en el 8M una movilización multitudinaria. Esta pretensión quedó desafiada debido, en primer lugar, a que tal día caía domingo, lo cual impedía llevar a cabo el paro laboral planteado y, posteriormente, por los interrogantes que surgieron a principios de marzo por la aparición de la Covid19. Dificultades que fueron plasmadas en la resentida cifra de participación ciudadana, que pasó de ser de 375.000 participantes en 2019 a 120.000 en 2020 (cifras aproximadas en Madrid).

Este año, el 8M llega en un contexto derestricciones de movilidad y actividad debido a la pandemia. Las cuales podrían perjudicar de nuevo el grado de participación de mujeres en la huelga feminista, invisibilizando la significativa vindicación que este año se pretende llevar a cabo. Y es que el tema elegido para este día, tal y como anunció la ONU Mujeres, es «Mujeres líderes: Por un futuro igualitario en el mundo de la Covid-19«.

La Covid19 ha puesto de manifiesto que la realización del trabajo doméstico sigue siendo cosa de mujeres, hecho que ha impactado en la pérdida de derechos sociales, económicos y laborales de las mismas, incidiendo en el número de mujeres afectadas por el paro y los recortes salariales. Según datos del INE, la tasa de paro de las mujeres se sitúa actualmente en España en un 18,39%, cuatro puntos por encima de la de los hombres, por lo que la brecha salarial de género se ha disparado hasta máximos no vistos desde el año 2007.

Por este motivo, y a pesar de las dificultades de este año debido a las limitaciones por la crisis sanitaria y al existente debate en el movimiento feminista acerca de la necesaria vinculación entre el 8M y la jornada de huelga feminista, desde Amaltea Consultoría animamos a todas las mujeres a alzar la voz, aunque sea de forma digital. Así como a participar en los distintos actos que las comisiones territoriales están planificando con el objetivo de reivindicar los derechos de todas las mujeres y preservar la importancia social y política de la lucha feminista.

 

8 IDEAS PARA PARTICIPAR EN LA HUELGA FEMINISTA EN LA ERA COVID

Con el objetivo de que prime la responsabilidad, y de tal forma que queden incluidas todas las mujeres en la huelga feminista del 8M, teniendo en cuenta a todas aquellas que no pueden o no quieren movilizarse físicamente, te proponemos a continuación 8 ideas para participar, de forma segura, en la misma:

  1. Encomienda a los hombres de tu familia o entorno asumir las actividades de cuidado y las tareas del hogar (e impulsa la corresponsabilidad en tu hogar más allá de este día). Es importante que no las realices tú. Visibilizar el trabajo de cuidados, no reconocido ni valorado en nuestra sociedad, resulta imprescindible para el mantenimiento de la misma. 
  2. Muestra tu apoyo a la huelga feminista exhibiendo un cartel en el balcón o ventana de tu casa con un mensaje feminista. Por ejemplo: “Nos paramos para que el mundo funcione” o “La violencia machista también es una pandemia”, lema que empleará la huelga estudiantil feminista en este 2021. También puedes colgar un delantal o un paño de cocina para visibilizar el trabajo doméstico.
  3. Realiza una videollamada con tu abuela, tu madre u alguna otra mujer cercana a ti y conversad sobre la historia, la vida y la lucha de las mujeres. Pregúntales cómo era la realidad de sus vidas cuando eran jóvenes, cuáles eran sus derechos, su educación o su día a día. También puedes organizar un almuerzo colectivo por videoconferencia con tus amigas, compartir tiempo de conversación con ellas y reflexionar sobre la importancia de la organización entre mujeres. 
  4. Participa en alguna movilización virtual feminista. Entre muchas otras iniciativas, la Coordinadora Feminista de València retransmitirá este lunes en directo por YouTube un acto virtual de “empoderamiento” que reflejará “las cuatro olas del feminismo”. 
  5. Hazte una foto con una cinta en la muñeca, un pañuelo o una mascarilla violeta y súbela a las redes sociales, mostrando tu adhesión a la huelga feminista. Acompáñala con un mensaje de reivindicación, de lucha feminista o con una lista de los derechos conquistados por las mujeres. Puedes también difundir la biografía y/o el logro histórico de alguna mujer. 
  6. Organiza una cacerolada vecinal. Programa una hora con las vecinas de tu barrio y protestad desde vuestro balcón contra la violencia y las desigualdades a las que se enfrentan diariamente las mujeres. 
  7. Ponte una película, un documental, escucha una playlist o lee un libro sobre mujeres inspiradoras y pioneras en la lucha feminista. Películas como “Las Sufragistas” o “El color púrpura”, los documentales “She’s beautiful when she’s angry” y “Miss Representation”, el podcast “Sangre Fucsia” o libros como “Una habitación propia” de Virginia Woolf pueden transmitirte nuevos conocimientos feministas, inspirarte en la lucha e incluso emocionarte.  
  8. Anuncia de forma explícita, mediante el canal de comunicación interno de tu empresa, tu adhesión a la huelga feminista. Puedes escribir un mensaje de respuesta automática en tu correo de trabajo del estilo “Mujeres descansando, no molestar”, de tal forma, las personas que contacten contigo por motivos laborales percibirán tu implicación en el 8M.

La vida de las mujeres continúa estando marcada por hechos impactantes de desigualdad, la brecha salarial, la precariedad laboral, el techo de cristal, la carga no equitativa del trabajo de cuidados, la interseccionalidad y la, todavía presente, violencia machista, permanecen implícitamente, y no tan implícitamente, en nuestras vidas. Por ello, desde Amaltea Consultoría animamos a todas las mujeres a parar el consumo, el trabajo doméstico no remunerado y el cuidado, y a participar activamente el próximo lunes 8 de marzo.

Sin nosotras paramos, el mundo se para