Hoy se celebra el Día Internacional de la Mujer.

Hoy tiene lugar el Día Internacional de la Mujer, que tiene lugar el 8 de marzo desde 1975 cuando la ONU lo declaró como tal. Comenzaremos con algunos datos que explican muy fácilmente, por qué en 2020 es necesario seguir celebrando el 8M.

¿Por qué se sigue celebrando el Día Internacional de la Mujer?

Según ONU Woman (2018) hasta el 70 % de las mujeres ha experimentado violencia física y/o sexual por parte de un compañero sentimental durante su vida. El 58% de las mujeres asesinadas en 2017 fueron asesinadas a manos de sus parejas o un miembro de su familia. En el 2018, 650 millones de mujeres y niñas se casaron antes de cumplir los 18 años. Por encima de 200 millones de mujeres y niñas han sufrido la mutilación genital femenina en países con prevalencia de esta práctica.

En 2018, 15 millones de mujeres adolescentes (15 y 19 años) han sido obligadas alguna vez a tener relaciones sexuales. En la mayoría de los países el mayor riesgo de ser forzadas es a manos de sus parejas o ex parejas y solo el 1% busca ayuda profesional. Un estudio en universidades estadounidenses mostró en 2015 que el 23% de las estudiantes universitarias había sido víctima de violencia y/o acoso sexual.

La versión más aceptada cuenta que el Día Internacional de la Mujer se celebra el 8M para rememorar a las 129 mujeres asesinadas en 1908 en una fábrica textil de Nueva York a manos de su empresario cuando como respuesta a una huelga de las trabajadoras por sus derechos laborales, prendió fuego a la fábrica con las mujeres dentro.

La misma historia evoca que las telas con las que trabajaban las obreras tenían un color violeta y que, desde la fábrica salía humo del mismo color que se podía percibir desde la lejanía.

Por este motivo, el color de la lucha por los derechos de la mujer, es el violeta. En España, según datos del Consejo General del Poder Judicial, desde 2003 que se empezara a contabilizar el número de mujeres víctimas mortales de violencia de género, ya son 1.044 las mujeres que han sido asesinas y que han dejado un total de 284 hijos e hijas huérfanos. En lo que llevamos de 2020 ya van 11.

Solo en el año 2019 se presentaron 125.936 denuncias por violencia de género. Cada año el número de denuncias aumenta.

acoso-sexual-por-razon-de-sexo

¿Qué sabemos sobre el acoso sexual y por razón de sexo?

El acoso sexual es cualquier comportamiento, verbal o físico, de naturaleza sexual que tenga el propósito o produzca el efecto de atentar contra la dignidad de una persona, en particular cuando se crea un entorno intimidatorio, degradante u ofensivo.

El acoso por razón de sexo es cualquier comportamiento realizado en función del sexo de una persona, con el propósito o el efecto de atentar contra su dignidad y de crear un entorno intimidatorio, degradante y ofensivo.

La Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA) ha realizado una encuesta que muestra que una de cada dos mujeres en la Unión Europea ha sido víctima de acoso sexual al menos en alguna ocasión, de las cuales el 32% afirma que el autor se encontraba en su entorno laboral.

Las mujeres con cargos de responsabilidad tienen mayor propabilidad de sufrir acoso sexual y por razón de género. El 75% de las mujeres líderes afirman haber sufrido acoso sexual.

El 90% de los casos de acoso sexual en el entorno laboral son denunciados por mujeres y tan solo se denuncia un 8% del acoso laboral.

Tanto el Ministerio de Igualdad como el de Trabajo reconocen no haber realizado nunca encuestas o estimaciones sobre esta violencia, y tampoco confirman tener planes de llevarlas a cabo en el futuro cercano.

Nadie maneja datos sobre el número de empresas que han implementado protocolos de prevención de este tipo de acoso (aunque es obligatorio que los tengan desde la ley de Igualdad de 2007).

¿Qué es el techo de cristal?

El techo de cristal es la ausencia de representación de mujeres en puestos de toma de decisiones.

Según Naciones Unidas, el 90% de los Jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo son hombres, y el 76% de los parlamentarios. Para llegar a la paridad en puestos de poder se necesitarían 107 años.

En España se marcó según el Código del Buen Gobierno que en el año 2020 el porcentaje de poderes en los consejos de administración de las empresas sería del 30%.

Ni siquiera El Ibex ha conseguido este objetivo con una representación femenina del 27,63%. De las 35 organizaciones que conforman el índice selectivo, solo 16 alcanzan la cuota, frente a las 12 de 2018.

Tras la crisis económica española de 2008, las mujeres fueron las primeras en ser despedidas y las últimas reincorporadas al mercado laboral.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en España en 2020 la brecha salarial ha disminuido tan solo un 0,4% respecto a 2019. Las mujeres cobran un 21,9% menos que sus homólogos hombres y el tipo de contrato que presentan se caracteriza por ser más precario: eventual y/o a tiempo parcial.

Según la Encuesta de Población Activa (EPA) las mujeres se incorporan más tarde, y en su mayoría en el sector servicios (88,3%) al mercado laboral. Según los datos que proporciona USO, aquellas que trabajan a tiempo parcial cobran 10,29 euros frente a los 12,05 de los hombres.

En caso de que sea un contrato de ocho horas, una trabajadora ingresa 14,95 frente a 16,10. Si se hace la media entre ambas modalidades nos encontramos que las mujeres cobran -de media- 10,81 euros frente a los 15,13 de los hombres. Es decir, casi cinco euros de diferencia entre unos y otros.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Última actualización: