¿Qué beneficios tienen los permisos de paternidad?

Hablamos de Conciliación

Es evidente que el rol de la paternidad ha ido cambiando conforme pasan los años. Muchos países tienen pendiente reformas y leyes a favor de la conciliación familiar y laboral.

Un informe publicado por Unicef compara las políticas de 41 países de la OCDE y la Unión Europea en función de cuatro indicadores: la duración de los permisos de los progenitores, el porcentaje de niños que asisten a las escuela infantil en dos franjas de edad (menores de tres años y entre tres y seis años) y la edad de escolarización obligatoria.

En gran medida por la adopción de medidas como el permiso de paternidad, que le brinda a los padres la ocasión de establecer un vínculo con el recién nacido, así como participar más en las tareas domésticas. 

 

 

La realidad de las medidas para la paternidad:

No obstante, pese a la aparición de dichos permisos, algunas organizaciones siguen reacias a que los hombres los utilicen. Según un estudio, los hombres que tomaban realmente tiempo para atender a sus hijos sufrían penalizaciones en su trabajo tales como la reducción de la remuneración o menores oportunidades de ascenso. 

En respuesta a esto, países como Alemania adoptaron un modelo de “o se usa o se pierde”, es decir, que sólo los hombres podían disfrutar del permiso de paternidad o se perdía. Con ello consiguieron que, en dos años, el uso de la licencia aumentará de un 3 a un 20%. 

 

 

​​

Una de las consecuencias de esta medida fue que las empresas aumentaran la contratación de mujeres y mejoras en sus políticas de conciliación

No obstante, el hecho de implicarse en las tareas de crianza no sólo es importante para la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, también lo es para el bienestar de la unidad familiar y el desarrollo óptimo de los hijos e hijas. Diversos estudios han encontrado relaciones entre la ausencia del padre y dificultades en los niños/as es áreas como el desarrollo cognitivo, el rendimiento académico y el éxito escolar, así como la aparición de trastornos como la depresión o la ansiedad infantil. 

 

Beneficios de una paternidad corresponsable:

El “involucramiento paterno” ha demostrado tener múltiples beneficios para los hijos/as y para la pareja. Los resultados de las investigaciones muestran que los padres altamente comprometidos generaban un contexto familiar de cercanía lo que aumentaba su satisfacción con el matrimonio y con la crianza. 

Los beneficios del involucramiento paterno en sus hijos e hijas se pueden dividir en dos: los beneficios cognitivos o académicos, y los beneficios emocionales. 

Entre los beneficios académicos encontramos que los niños con padres comprometidos tenían más probabilidades de disfrutar en la escuela, participaban más en actividades extracurriculares, tienen una mayor probabilidad de concluir sus estudios y un mayor éxito académico en general. 

Respecto a los beneficios emocionales, los niños con padres involucrados en su crianza eran más empáticos y comprometidos, eran más curiosos, tenían una mayor madurez a la hora de interactuar con otras personas. En etapas más avanzadas de su desarrollo (infancia tardía y adolescencia), la cercanía con el padre se relacionaba con una mayor tolerancia al estrés y la frustración, mayor habilidad para solucionar problemas, más habilidad para gestionar sus emociones y más felicidad y bienestar en general. 

Los padres involucrados tienen 3 aspectos básicos:

1.    Accesibilidad, es decir, presencia y disponibilidad paterna en los momentos de necesidad del niño/a.

2.    Compromiso, que haya proporcionado experiencias de cuidado y contacto diario y continuo con ellos/as.

3.    Responsabilidad, o participación del padre en las actividades cotidianas (p.ej. llevarlos a las citas pediátricas, acudir a tutorías, cuidarlo si enferma o colaborar en las tareas escolares).

Pero para poder obtener un buen plan de conciliación hace falta una inversión por parte de los gobiernos en políticas que lo apoyen, según el informe “La primera infancia importa” de Unicef, “no hay momento más importante para el desarrollo del cerebro de los niños que los primeros años de vida”, afirma que “necesitamos que los Gobiernos ayuden a proporcionar a los padres el apoyo que necesitan para crear un entorno propicio para sus hijos pequeños. Además, necesitamos el apoyo y la influencia del sector privado para que esto suceda”. 

 

Bibliografía:

Organización Internacional del Trabajo, (2014). Maternity and paternity at work: law and practice across the world. Ginebra.

Cain Miller, C. (2014). Being a Father Is Good for Your Career, but Don’t Get Carried Away. The New York Times. [En línea] Disponible en: http://www.nytimes.com/2014/11/14/upshot/being-a-father-is-good-for-your-career-but-dontget-carried-away.html?_r=0 [Última visita: 8 de abril de 2015]).

H, S. (2015). Why Swedish men take so much paternity leave. The Economist. [En línea] Disponible en: http://www.economist.com/blogs/economist-explains/2014/07/economist-explains-15 [Última visita: 8 de abril de 2015].

Flouri, Buchanan, & Bream, 2002; Flouri, 2005; Kotelchuck, 1976; Parke & Swain, 1975; Pruett, 1997.

Biller, 1993; Easterbrooks & Goldberg, 1984; Lamb, 1986, 1997; Radin, 1981.

Lamb, Pleck, Charvov, & Levine, 1985, 1987

EL país: https://elpais.com/sociedad/2019/06/13/actualidad/1560428344_198649.html#?ref=rss&format=simple&link=guid 

Comentarios
No hay comentarios
Comentar
¿Tienes dudas de cómo elaborar un plan de igualdad para empresas?
!CONSULTA AL EXPERTO!
Contacto
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información