¿Qué es un/a agente de igualdad?

Un agente de igualdad interno es la persona que se encarga de asegurar el cumplimiento de la igualdad efectiva dentro de las organizaciones. La profesión de agente de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres ha sido recogida por la Clasificación Nacional de Ocupaciones dentro de la categoría A2 (técnicos, profesionales, científicos e intelectuales). Dependiendo de la comunidad autónoma, los requisitos para ejercer esta profesión varían, siendo el más común e imprescindible tener un grado o licenciatura universitaria y formación de posgrado en igualdad de género y oportunidades.

Estos requerimientos se desprenden de la interdisciplinariedad que requiere un puesto de trabajo como el de agente de igualdad interno ya que para el ejercicio del mismo, es necesario dominar:

  • Habilidades de formación en sensibilización en igualdad de género, prevención de la violencia de género, prevención del acoso sexual y por razón de sexo, conciliación laboral, familiar y personal, lenguaje inclusivo, etc.
  • Capacidad para realizar investigación cualitativa y cuantitativa. Tratamiento y análisis de datos estadísticos, desarrollo de entrevistas cualitativas, seguimiento de indicadores y evaluación del impacto de género.
  • Dominio de habilidades interpersonales, empatía y resiliencia.
  • Conocimientos en materia de igualdad legal y jurídica estatal (CE, Ley Orgánica 1/2004, Pacto de Estado contra la Violencia de Género, Ley Orgánica 3/2007, Real Decreto 6/19, ET, etc.).
  • Conocimientos sobre negociación colectiva.
  • Capacidad para desarrollar auditorías y registros salariales con perspectiva de género, incluyendo la valoración de los puestos de trabajo.
  • Conocimientos administrativos en materia de recursos humanos y del ámbito de la psicología organizacional.

agente de igualdad interno

¿Qué hace un/a agente de igualdad interno?

En el ámbito organizacional, las tareas que desarrolla un agente de igualdad interno son principalmente:

  • Desarrollo, diseño e implantación de planes de igualdad organizacionales.
  • Elaboración de la auditoría y el registro salarial anual.
  • Sensibilización y formación en materia de igualdad de género organizacional y prevención de la violencia de género.
  • Fomento de la conciliación de la vida familiar, personal y laboral.
  • Desarrollo, diseño e implantación de protocolos del acoso sexual, por razón de género, identidad y orientación sexual.
  • Inclusión de transversalidad de género en la organización a través del seguimiento de políticas de recursos humanos con perspectiva de género.

agente de igualdad interno

5 Razones para contar con un Agente de Igualdad Interno

Las organizaciones, debido al desconocimiento del esfuerzo temporal y el nivel formativo que requiere el desarrollo de planes de igualdad, suelen en un primer momento asignar la ardua tarea de realizar dichos planes al departamento de recursos humanos, que por norma general no se caracteriza por tener una carga de trabajo baja. Una vez son conscientes de la imposibilidad de desarrollar el plan de igualdad de manera autónoma sin tener una persona experta, recurren al socorro de agentes de igualdad externos.

No obstante, ahí no acaba el trabajo, cuando tenemos el plan de igualdad elaborado con el diagnóstico desarrollado y las medidas a implantar diseñadas, la comisión de igualdad interna va a tener el deber de realizar el seguimiento de los indicadores para constatar la evolución del impacto de las medidas en la organización.

Por todo lo expuesto, al igual que ya lo han hecho organizaciones de carácter público, como Ayuntamientos municipales, cada vez más organizaciones de carácter privado están incorporando la figura del agente de igualdad interno a su departamento de recursos humanos, debido a que ello conlleva diversos beneficios entre los que cabe destacar:

  1. La seguridad de que la organización está cumpliendo con las obligaciones legales en materia de igualdad en tiempo y forma.
  2. Una mejora de la metodología de trabajo debido a que existiendo una persona especializada en materia de igualdad organizacional, se puede evitar la sobrecarga de trabajo en el área de recursos humanos y favorecer el clima, la satisfacción y el bienestar de los y las trabajadoras del equipo.
  3. Un aumento de la productividad y la calidad del servicio prestado.
  4. Una transformación de la cultura organizacional, aumentando la reputación de la organización y la capacidad de atraer y retener personas con talento.
  5. Una mejor adaptación al mercado de oferta de productos y servicios. La diversidad en las organizaciones supone una mayor capacidad de respuesta, debido a la riqueza de ideas y talentos del equipo de trabajo.

En AMALTEA Consultoría de Igualdad de Género ofrecemos un curso de Experto Universitario en Igualdad de Género y Oportunidades desarrollado en colaboración con la Universidad Europea del Atlántico que ha surgido con el objetivo de formar a profesionales en materia de igualdad de género y oportunidades.